Se prenden alarmas por reforma de EU; no habrá catástrofe: expertos

-La baja de impuestos en el país vecino afectará la competitividad de México y se perderán inversiones, advirtieron analistas; la IP urgió a tomar medidas


NOTA//FUENTES ESP

 

La reduc­ción de la tasa estaduniden­se que pagan las empresas, de 35 a 21%, hará más atractivo al vecino del norte para el capi­tal extranjero.

 

 

 

 
 CIUDAD DE MÉXICO.

Economistas advirtieron que la reforma fiscal aprobada en EU para bajar impuestos plan­tea riesgos para México por­que perdería competitividad tributaria.

Explicaron que la reduc­ción de la tasa estaduniden­se que pagan las empresas, de 35 a 21%, hará más atractivo al vecino del norte para el capi­tal extranjero.

Consultados por este dia­rio, coincidieron en que si bien la nueva normatividad no provocará una catástrofe en el país, el próximo Presi­dente de México deberá im­pulsar una reforma tributaria para retener inversiones.

Advirtieron que ya no se pueden bajar los impuestos, pues esto implicaría una re­ducción en los ingresos del gobierno y la adquisición de más deuda.

Ante la reforma impulsada por Donald Trump, la Copar­mex propuso autorizar estí­mulos a partir del 1 de enero de 2018, como restablecer al 100% las deducciones a las prestaciones laborales.

En tanto, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Co­misión Económica para Amé­rica Latina y el Caribe, señaló que en caso de que el TLCAN se deshiciera, México perdería hasta 1.1 puntos de su PIB.

-Con información de Carolina Reyes

 

 

La reforma fiscal de Estados Unidos llevará a que México pierda competitividad tribu­taria, lo cual provocará una disminución en los flujos de inversión.

Analistas económicos con­sultados por Excélsior co­mentaron que la reducción de la tasa corporativa estaduni­dense de 35 a 21% lo hará más atractivo frente a los capitales extranjeros.

Luis Foncerrada Pascal, director general del Centro de Estudios Económicos del Sec­tor Privado (CEESP), dijo que uno de los determinantes de la inversión es el marco fiscal, así como la demanda de bie­nes, servicios y los salarios.

Consideró necesario, antes de realizar cambios en Méxi­co, analizar la tasa efectiva que van a pagar las empresas, hoy en día esta tasa (que se aplica cuando hay deduccio­nes) en EU es de 18%y en Mé­xico de 12 por ciento.

Si después de la reforma estadunidense la tasa efectiva queda por debajo de la mexi­cana, entonces es momento de que la autoridad hacenda­ria actúe para modernizar el marco tributario.

Sin embargo, el director del CEESP advirtió que no existe margen para reducir los im­puestos, pues hacerlo impli­caría una reducción en los ingresos del gobierno, lo cual llevaría a adquirir más deuda.

No hay espacio a menos que se redujera el gasto o sus­tituyéramos esos impuestos con otro tipo de ingresos para el gobierno”, dijo Foncerrada.

Opina que es posible regre­sar al esquema del Impuesto Empresarial a Tasa Única o la posibilidad de un Impuesto al Valor Agregado generalizado, que contenga un mecanismo para proteger a las familias de menores ingresos.

DEMANDA MEDIDAS

Gustavo de Hoyos, presiden­te de la Confederación Patro­nal de la República Mexicana, coincidió en que los flujos de inversión pueden comenzar a disminuir si se pierde compe­titividad en el ámbito fiscal.

Po ello, el sector patro­nal propone inicialmente la implementación de un De­creto Presidencial para au­torizar estímulos a partir del 1 de enero de 2018, como restablecer al 100% las de­ducciones a las prestaciones laborales y de las aportacio­nes a fondos de pensiones.

Eliminar los efectos nega­tivos de la retención definiti­va de ISR del 10% por pago de dividendos a personas físicas. Aplicar la deducción de inver­siones y retomar el programa de repatriación de capitales.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial, dijo que se requiere una política fiscal creativa que propicie más crecimiento económico, generación de empleos y de­sarrollo para las Mipymes.

Dijo que no sólo se trata de bajar los impuestos, sino tam­bién de realizar cambios en los gravámenes al consumo.

Manuel Herrera Vega, pre­sidente de la Concamin, co­mentó que el gobierno federal tendrá que reaccionar rápi­damente frente a las modifi­caciones impositivas que se realizaron en Estados Unidos para mantener la competiti­vidad del sistema tributario mexicano.