Baile de deudas

POR GUILLERMO CONTRERAS


Salió más caro el baile que las albóndigas diría el dicho popular entre sinaloenses. El ex Gobernador Mario López Valdez, quien llegó al mandato estatal en una alianza con los principales partidos políticos de oposición encabezados por el PAN, aludía en sus primeros días de gobierno que sería el mejor gobernador de nuestro estado.

Pero del plato a la boca se cae la sopa, y así fue,  la formación de su gabinete respondió al pago de asignaciones a los grupos de los ex gobernadores Francisco Labastida Ochoa y Juan S. Millán este último reverenciado por el propio MALOVA como su padrino político.

 En fechas recientes y según información publicada en el debate de Sinaloa, Malova  fue sorprendido subiéndose a un Maserati. El ex gobernador  comento que el automóvil de lujo no es de su propiedad y que solo lo recogieron en la frontera.

A muy poco tiempo que Malova dejara el mandato el congreso local aprobó por unanimidad un punto de acuerdo para exigir una auditoria del gasto 2016 a todas las secretarias del estado ya que evidenciaron sobre giros en siete cuentas lo que provocó una deuda de 4 mil 500 millones de pesos

 El gobernador Quirino Ordaz Coppel reveló una deuda de 300 millones de pesos con una empresa por servicios de seguridad adquirida por la administración Malovista.

En el sector salud Malova dejo una deuda de mil millones de pesos, así lo mantuvo  el secretario de salud del estado de Sinaloa Alfredo Román Messina.

Así recibió el gobierno Quirino Ordaz Coppel bajo un desbarajuste administrativo gracias al baile de las deudas de Malova. Hasta la próxima…