Sin Etiqueta

LAS COSAS QUE PASAN

Indudable que la decisión del congreso local de aprobar las cuentas públicas del último año del gobierno de Mario López Valdez, dejó por los suelos la imagen de nuestros legisladores.



Quién pierde con esta decisión del Congreso del Estado nos preguntaba en su programa radiofónico el periodista Javier Ramírez y en la respuesta concluimos desde luego en que es la sociedad sinaloense la gran perdedora en esto que para muchos constituyó una verdadera infamia.


Reiteramos que pierden también nuestros diputados, sobre todo los que aprobaron las cuentas, porque desilusionaron, y mucho, a sus representados.
Para algunos la decisión de nuestros legisladores no sorprendió porque argumentan que la aprobación de las cuentas fue algo pactado desde el momento en que el grupo político de López Valdez operó el proceso electoral del 2016, en benefició del actual gobernador Quirino Ordaz Cóppel.


Digamos que ya aprobadas las cuentas, en Sinaloa empezó fuerte la especulación política entre quienes aspiran a los cargos de elección que estarán disputándose en julio del 2018.
La figura del trébol que representa las aspiraciones de Gerardo Vargas Landeros para buscar el Senado de la República, ya es vista con mucha frecuencia en la entidad.
¿Qué mensaje manda la reunión que encabezó en la Ciudad de México el priísta Manlio Fabio Beltrones, donde estuvieron cientos de correligionarios suyos de todo el país?
Muy sonrientes entre ellos, por cierto, los sinaloenses Heriberto Galindo, Jesús Valdez y Sergio Torres.

Pensemos que los tres tienen también aspiraciones políticas.
Heriberto Galindo y Sergio Torres estarían buscando la oportunidad en el PRI para contender por un escaño en el Senado de la República, mientras que Jesús Valdés Palazuelos, incluso ya lo dijo públicamente, irá por la reelección en la alcaldía de la capital sinaloense.

Desde luego que Jesús Valdés no le haría el feo a un escaño en la cámara alta del Congreso de la Unión.
Hablamos hoy solamente del PRI porque es en este instituto político donde se está viendo mayor movilidad rumbo al 2018.
Agreguemos que entre las féminas priístas que aspiran al Senado de la República, se ubica Gloria Himelda Félix, actual diputada federal que podría convertirse en presidente de la próxima mesa directiva de la cámara baja del Congreso de la Unión, cargo que ya ocuparon los sinaloenses Gabriel Leyva Velázquez y Pablo Moreno Cota.
Junta a ella la actual titular de la Secretaría de Desarrollo Social del gobierno estatal, Rosa Elena Millán Bueno, quien encuentra en su propia currícula el principal soporte de sus aspiraciones.
Muchos los nombres que no mencionamos hoy, pero esto apenas comienza.
Así están las cosas…

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.