Congreso o circo romano…?

Democracia es el arte de manejar el circo desde la jaula de los simios. Philip-Louis Mencken


 

Una vez más el recinto del Congreso local, la máxima tribuna del Estado, se convierte en una especie de circo romano en donde las turbas enardecidas vitoreaban al César y demandaban la muerte de los condenados a regar la arena con su sangre.

 Hoy casi se ha vuelto costumbre que ciudadanos demandantes, unos con razón,  otros por consigna, otros mas por paga y mas de dos por el placer de alborotar.

 El martes pasado se registró otro alboroto que obligó a la presidencia del
Congreso a suspender la sesión en medio de la gresca armada por maestros y supuestos maestros convertidos en turbulenta chusma.

 De los gritos pasaron a los insultos hasta llegar a los golpes.

 Rojos contra blancos protagonizaron la batalla campal que suspendió la sesión y que arrojó como saldo varios maestros, algunos de la tercera edad, golpeados. Incluso hubo periodistas agredidos.

 No es la primera vez que la sesión es suspendida por alborotos de ciudadanos que exigen a gritos y con insultos se atiendan sus demandas, unas justas otras inviables de atender como se demandan pero que son pretexto para la agitación, el alboroto.

 En esta ocasión hay presuntos responsables:

 Previendo el regreso de los maestros del llamado grupo “somos mas que 53” a continuar planteando sus exigencias con gritos e insultos, la dirigencia de la Sección 53 envió a un contingente de sus fieles a llenar las tribunas del recinto legislativo.

 Todos ellos con camisetas blancas como identificación de su lealtad a la dirigencia de la Sección 53 y con la premisa de llenar los asientos para evitar que lo hicieran los rojos. Para ello se les facilitó el acceso para que entraran antes de la hora normal y llenar las tribunas.

 Los rojos que han venido protestando por derechos laborales supuestamente vulnerados y demandan pagos a un fondo de vivienda, gratificaciones extraordinarias, auditoría al ISSTESIN, entre otras, llegaron y no todos tuvieron acceso. Solo una parte. El recinto estaba lleno.

 Ahí comenzó la gresca pues los que ya estaban dentro exigían se les abriera la puerta a los de afuera pese a que ya no había lugar.

 Sin embargo lograron pasar la barrera metálica pero las puertas del salón estaban cerradas y a golpes tiraron una.

 En la tribuna los diputados del PAN, a excepción de Silvia 
Treviño y Zenén Xóchihua, así como los de Morena y el del PRD tomaron la tribuna mientras que las bancadas del PRI, PAS y el legislador del PVEM se colocaban atrás de la presidencia en señal de apoyo.

 En las tribunas la gresca crecía y tras la caída de la puerta los manifestantes saltaron al área de las curules y se armaron las peleas.

 El Presidente de la mesa directiva, Víctor Antonio Corrales Burgueño después de llamar al orden varias veces decide entonces suspender la sesión.

 Los diputados que apoyaban a la presencia abandonaron el recinto. Los otros se quedaron con los rijosos.

 Escena digna de un circo romano en el recinto legislativo.

 Pero, ¿que hay atrás de todo esto?

 Obviamente la manipulación de las masas.

 Las demandas de los exigentes, los rojos, se han venido atendiendo por el gobierno del Estado en la medida de las posibilidades económicas. Las que son reales y correctas. Otras no tienen fundamento legal pero son pretexto para el alboroto de los maestros disidentes de la Sección 53 que ya no están sujetos al liderazgo de Daniel Amador Gaxiola, el dueño de ENCIMA que hoy amenaza con salirse del PRI y crear su propio partido. Es negocio, ¡claro!

 Los otros maestros, los blancos, son fieles al liderazgo seccional, pero lamentablemente se dejan manipular y que los muevan de aquí para allá según las indicaciones de Amador Gaxiola vía el dirigente en turno de la sección.

 Están los diputados panistas, los morenistas y el perredista que alientan “la causa” de los de rojo, como los representantes del Senador Amador, como su hijo Tomás, el diputado que alentaron a los de blanco.

 Los resultados de la confrontación son una vergüenza mas para Sinaloa.

 Como si no bastara la violencia del narco y los feminicidios!

 Ahora imitación del circo romano en el palacio legislativo.

 Día histórico y negro ese martes en el Congreso.

 La Directiva de la legislatura debe poner orden. Hay bases para ello.

 Que la impunidad que reina en este Sinaloa nuestro mancillado por los crímenes sin castigo no se asiente también en la legislatura que debe de ser respetada, pero también debe darse a respetar.

 Los invito a escucharnos todos los lunes, miércoles y viernes  de 5 a 6 pm en DIIALOGOS a través del portal http://www.novaradio.mx/ y Facebook Nova Radio, así como lunes y miércoles a las 7 pm en la Mesa de Análisis Nuestras Noticias con Julio César Martínez, Javier Camacho, Juan Manuel Campoy, Fabián Galicia y su servidor, a través de La Poderosa 96.5 fm,