Cómo criar a su bebé

Todos los bebés: · Aman explorar el mundo que los rodea, así que tiene que cerciorarse de

que su casa sea segura.

· Tienen sus propias personalidades, que pueden ser distintas de las de sus padres.

· Imponen exigencias nuevas y estresantes a los padres, por lo que es posible que los padres necesiten pedir ayuda.

· Necesitan rutinas que coincidan con sus capacidades únicas y es posible que los padres deban modificar sus horarios para adaptarse a esta nueva persona.

Los bebés hablan

Cuando los bebés empiezan a balbucear, les gusta que las personas que los rodean les respondan. Diviértase hablando con su bebé.

· Haga ruidos tontos.

· Esconda su rostro detrás de las manos y vuelva a aparecer para que el bebé se ría.

· Cante canciones.

· Muéstrele y hable sobre libros ilustrados sencillos.

Esta es la manera en que su bebé aprende a hablar.

A los bebés les encanta explorar

Quizás haya notado que su bebé está comenzando a interesarse por todo lo que está a su alcance, especialmente juguetes sencillos con colores brillantes y aquellos que hacen ruido. Al parecer, todo lo que los bebés agarran, termina en sus bocas.

A los 3 o 4 meses, los bebés babean y muerden las cosas que se llevan a la boca. Es así como aprenden sobre del mundo que los rodea.

Nunca les dé a los bebés juguetes tan pequeños que le quepan en la boca o un juguete con piezas que puedan desprenderse fácilmente. ¡Esto puede ocasionar asfixia o atragantamiento!

Los bebés tienen personalidades

Incluso los bebés muy pequeños actúan de maneras muy individuales. Algunos son enérgicos y activos, mientras que otros son tranquilos y pasivos. Algunos son calmados y encantadores, mientras que otros son muy serios. Algunos son calmados, mientras que otros son más nerviosos. Como padre, usted ya conoce la personalidad única de su bebé.

Piense en esta personalidad cuando esté cuidando a su bebé.

· Si su bebé es naturalmente inquieto y le cuesta calmarse, evite el exceso de estimulación.

· Si su bebé es sensible a los cambios en las rutinas, asegúrese de que sus días no sean demasiado ajetreados ni llenos de muchos cambios. Si la personalidad de su bebé es diferente de la suya, recuerde que lo que es cómodo y agradable para su bebé quizás no lo sea para usted.

La independencia está comenzando

A medida que los bebés crecen:

· Comienzan a rodar.

· Alcanzan los juguetes, las cucharas y otros objetos.

· Desean sentarse.

Este es el principio de la independencia, pero los bebés no saben lo que podría ponerlos en peligro. Si mantiene al bebé en un lugar seguro, como una cuna o un corral, evitará caídas, quemaduras, envenenamiento, asfixia y otras lesiones. Preparar su casa a prueba de niños también puede ser útil para mantener a su bebé seguro.

Los bebés prosperan en familias felices

Al igual que los adultos, los bebés se desarrollan mejor con gente feliz y saludable a su alrededor. Busque grupos de padres y bebés, grupos de apoyo u organizaciones en su comunidad donde los padres con intereses comunes puedan encontrarse y conocerse. Si las cosas no funcionan bien en su familia, si necesita ayuda para encontrar grupos en su vecindario o si está preocupado por su bebé, hable con su pediatra. No está solo; muchos otros padres tienen estas mismas preocupaciones.

Es importante que cuide de sí mismo

Aunque los bebés generalmente son encantadores, la mayoría de los padres tienen momentos de frustración, e incluso enojo, con su bebé. Sentirse de esta manera es común y normal. Lo importante es cómo lidia con estos sentimientos. Cuando le suceda esto, coloque a su bebé en un lugar seguro como una cuna o un corral y haga algo para

tranquilizarse y calmarse: tome una taza de té o café, escuche música, llame a un amigo o a su cónyuge, lea o medite. Estas emociones de estrés son naturales y pasarán.

Póngase en contacto con familiares o amigos, o hágase amigo de otros padres

La posibilidad de tener otros adultos que compartan la experiencia de criar a un niño puede marcar la gran diferencia del mundo. Si usted está en casa con su bebé todos los días, es buena idea dejarlo al cuidado de otro adulto de confianza de vez en cuando. Utilice este tiempo para cuidar de usted mismo o estar con su pareja. Los bebés son encantadores, ¡pero todos los padres necesitan un descanso!