SI LLEVA BIEN LA FALDA

-En su empeño de emular a su eterno rival Televisa, TV Azteca no solo copia conceptos, sino hasta la forma de trabajar, y el ejemplo que voy a citar es por demás patético.


¿En qué cabeza cabe que el director de un área le pida a una subordinada que enseñe más carnita para garantizar rating? Eso le pasó a Rebeca Zebrekos, que por demostrar tener inteligencia y no enseñar el trasero como bailarina de can can, el jefe de Azteca Deportes le dio un boleto para que abordara el Ipiranga y se fuera mucho a la porra.Resultado de imagen para rebeka zebrekos

La periodista y litigante nunca se había sentido tan humillada en toda su vida, pues su papel en LOS PROTAGONISTAS fue de más a menos, pasando en un dos por tres de ser analista a edecarne, y lo escribí así de adrede porque así se sintió la comunicadora, pues a decir de Ariel Rothstein, director de Azteca Deportes, el público cautivo de la cadena no está impuesto a ver a una mujer haciendo comentarios tan agudos sobre el deporte, circunscribiéndola a ser figura decorativa, limitándose a secciones de corte pueril y frívolo, donde destaca el lado rosa del deporte. Este caballero le dio a escoger a Becky ¿O te vistes con ropita más ligera o te largas de aquí? Y ella prefirió lo segundo, ya que se le propuso la idea descabellada de salir a cuadro en bikini, cosa a la cual no se prestó, porque ella es una dama, no una modelo de pasarela, cliché que tienen comentaristas de la talla de Marisol González, Nahima Choura y Vanessa Hupenkothen antes de alquilarse como esqueleto de prácticas para la facultad de Medicina de la UNAM. Aplaudo y por mucho a la señora Zebrekos, que ha dado muestras de integridad y congruencia al negarse a mostrar sus encantos femeninos en público. Creí más inteligentes a los de la televisora del Ajusco, me equivoqué.

Un aplauso a la Lic. Rebeca Zebrekos que sí lleva bien la falda, demostrando que el talento no está en el trasero ni en unos senos prominentes, sino en el cerebro y la capacidad intelectual de las mujeres, cosa con la que no comulga el señor Ariel Rothstein, que muy fresco le dijo que prefería mejor a una jovencita que esté dispuesta a enseñar lo mejor que tiene. Que criterio tan pobre el del bato, lástima me inspira por abanderar una postura machista, diciendo que el hombre es el que debe llevar la batuta en los programas de deportes y que las chicas deben enseñar carne, no talento. Pobres de Aline Arnot y Renata Ibarrarán que tienen que enseñar hasta los calzones porque tienen necesidad. De Inés Sáinz mejor ni hablo, pues fue el modelo a seguir para que las televisoras plagaran a tanto figurín en la pantalla, además de que ya es modelo antiguo y tarde o temprano le van a tocar retirada. No conforme con la demanda que levantó Gloria Trevi en contra del corporativo de Benjamín Salinas, Rebeca también hará lo propio por despido in justificado, discriminación y bullying. El amigo Rothstein salió peor que Javier Alarcón cuando estaba

en Televisa, pero al menos él no corrió a ninguna chica, solo a Miguel Gurwitz. Enhorabuena señora Zebrekos por devolver con su actitud la dignidad perdida de sus colegas al papel que juega la mujer en el periodismo deportivo. Aquí quedó demostrado lo que reza el siguiente adagio: Lo que al hombre le festejan a la mujer se lo critican. Qué pena, de verdad, que pena.